Federer,  Roma

Roger Federer “Disfruto mucho jugando en Tierra Batida”

Federer prepara Roma y su asalto a Roland Garros

Roger Federer ya entrena en las pistas del Foro itálico, instalaciones donde se disputa el último Masters 1000 de la temporada de tierra batida, el BNP Masters de Roma. El maestro suizo aterrizó ayer en la capital italiana tras confirmar en su cuenta de Twitter que jugaría en Roma algo que no estaba muy claro tras terminar el partido frente a Thiem en Madrid.

Contento y entusiasmado se mostró Federer al llegar a Roma, el número 3 del mundo ya prepara su debut en el foro itálico, allí atendió a los medios con la ilusión de un niño que juega por primera vez en un Masters 1000.

“En el primer momento desde que aterricé en Roma me sentí muy contento de estar aquí. Amo esta ciudad. Mi emoción no podría ser mayor. Creo que este es el país donde más veces jugué de júnior, viniendo desde Suiza. Hay muchos torneos júnior aquí y me gustaba mucho venir aquí”, admitía un feliz Roger.

Tras perder en cuartos de Madrid contra Thiem el propio Federer puso en duda su participación en Roma, el suizo contó cómo tomó la decisión de jugar en Italia.

“Creo que surgió de forma rápida. Tras jugar Madrid, la decisión me vino de forma natural. Yo crecí sobre esta superficie y deslizarme sobre la tierra es algo que disfruto mucho. Cuanto más juego sobre tierra, más emocionado me siento“.

Federer “Me he adaptado muy fácil a la tierra batida”

En Suiza, ayer cuando me desperté, hacía 5 grados, lo cual no es la mejor temperatura para entrenar al aire libre. El tiempo no es el ideal y en algunas zonas hay altitud. Por eso pensé, ¿debería entrenar o jugar partidos? Jugué bien en Madrid, por lo que me dije que estaría bien competir en Roma. Esto me motiva más que ir a entrenar en Suiza. Me encanta jugar partidos. Independientemente de lo que ocurra aquí, es bueno para mí competir”, comentaba el maestro suizo.

La vuelta de Federer a la tierra batida pasa por Roma, este Masters 1000 puede ser un gran test para ver cómo está el suizo de cara a Roland Garros. En Roma las condiciones son muy distintas a las que Roger jugó en Madrid, este torneo puede acercarse más a lo que vendrá en París.

En Madrid podía sacar y acercarme a la red porque las condiciones son muy rápidas pero aquí es más fácil hacer dejadas, por ejemplo, o tirar reveses a la línea. En pistas rápidas no es tan simple hacer esto. En Suiza he entrenado mucho esto y tengo que reconocer que me he sentido muy feliz. Estoy un poco sorprendido de lo fácil que ha ido todo”.

Madrid es un lugar complicado para jugar. La pelota bota extremadamente alta y había mucho viento y sombras. Las condiciones fueron duras para todos. Sé que la gente puede pensar que si es más rápida es mejor para mí pero pienso que cuanto más a nivel del mar esté un torneo, sería mejor para mí”, finalizaba el campeón de 20 grand slams.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *